Que en la dulzura de la amistad

Haya lugar para La risa

En este mundo que vive de prisa

Sin valorar este gran don

Cuando encontréis un amigo

Guardarlo en vuestro corazón

Que es una rosa sin espinas

Una rosa que florece sin posesión

Regarla como una planta

Que os regalo el mismo dios.