Por tus reproches y consejos

Porque del mal me apartaste

Y de mí siempre cuidaste

Por guiarme de la mano

En un jardín lleno de flores

Gracias Padre

Por enseñarme nobles valores

De amor, rectitud y compasión

Por cumplir con tus deberes

En este mundo sin devoción

Tendiéndome siempre tu cálido abrazo

Que te salía sincero del corazón

Por todo esto y más padre te aprecio

Desde el fondo de mi Corazón.