NO CULPES A NADIE DE TU CRISIS

Nunca te quejes de nadie, ni de nada, porque fundamentalmente Tú has hecho lo que querías en tú vida.

Acepta la dificultad de edificarte a ti mismo y el valor de empezar corrigiéndote, el triunfo de cualquier ser humano surge de las cenizas de su error y su continuidad.

Nunca te quejes de Tu soledad o de tu suerte, enfréntala sin mas con valor y calma,

El resultado de tus actos siempre te llevara a ganar si actúas con constancia.

No te amargues de Tu propio fracaso ni se lo cargues a otro, acéptate y empezaras a crecer sin justificantes.

Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar. No olvides que la causa de Tu presente es Tu pasado así como la causa de Tu futuro será Tu presente.

Aprende de los audaces, de los fuertes o de la humildad de los débiles.

Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande cada día.

Mírate en el espejo de ti mismo y serás libre y fuerte al descubrir que tu mismo eres Tu destino.

Levántate y mira el sol por las mañanas y respira la luz del amanecer, mientras puedas hacer eso, los astros te ofrecerán a ti lo mismo que a cualquier otro ser humano.

Nunca pienses que para salir adelante hay que tener suerte por que eso lo usan como pretexto los vagos o fracasados.

Comparte tus sentimientos con alguien que sepa comprenderlos y que te transmita paz

En momentos difíciles no pierdas la fe en ti mism@.

“Cuando el cielo quiere salvar un hombre, le envía el Amor, y eso ya está en ti, úsalo”

TÚ PUEDES SER LO QUE DEBES SER.