Las emociones son la suma de todas las partes que tienen o han tenido referencia en nuestro proceso de supervivencia y evolución.

Estas partes tienen un referente de consciencia y forma, que todos llevamos impresos en nuestro código genético
Espiritual (para muchos es desconocido).
Este código es el referente de nuestros sentimientos y en muchos casos de nuestros conflictos emocionales.

Es en si un gran maestro que busca hacerse un hueco y abrirse paso demostrándonos el camino recto hacia el orden que puede y debe existir en todo.

Todo proceso tiene un factor que sirva de orientación con el sentir de una realidad que sea en común un proceso posible de experimentar y comprobar por el 100% de todos los Seres vivos.
Puede que ya os habréis dado cuenta de a lo que me refiero es a la emoción que vosotros llamáis AMOR.

Se podría decir que el Amor es la emoción de referencia evolutiva en nuestro pequeño mundo al que llamamos tierra.
Pero os lo podréis creer o no. Esta no es mas que una emoción superior en nuestro sistema, fuera de el es una emoción mediocre. ¿Que, nos espera, pues?

Difícil de creer, me imagino que estaréis pensando.

El Amor es una fuerza magnética que por si sola se pone en marcha obedeciendo solamente a su propia ley
de existencia. Nadie ni nada le puede controlar ni manipular a su antojo, pues solo obedece a lo que le da vida, los actos o bien las interrelaciones que sean de carácter evolutivo bien sean conscientes o inconscientes pero que en su interior lleven esta energía en si Divina

No amigos a aquello que en vuestro planeta llamáis hacer el Amor solo tiene como referencia el mensaje que se genera en unos diminutos instantes de ese momento. Y que tiene como referencia la valoración del sentimiento y las emociones de entrega sin condiciones particulares que hay entre ambas partes.
Pero nuestro Dios es grande y todo pasa por su gran Ser.

En el momento en que seáis capaces de entregaros en todos los momentos de vuestra vida y con todo el mundo o elementos existentes que comparten un sistema con vosotros sin hacer ninguna excepción.
Justo después de ese proceso empezamos a sentir la evolución tal como es y ha ya tenemos control sobre nuestros distintos campos emocionales, pues que todos se abran integrado en la emoción guía que es el Amor.

El Amor, para resumirlo en pocos referentes es:

El impulsor terrenal del avance en conjunto para la evolución y transformación del sistema humano hacia el sistema divino o angelical.

Te propongo que dediques un tiempo diario ha observar el mundo y contemplar como millones de personas, luchan y compiten, sufren, se ilusionan sin pararse ha observar de donde viene su afán.
Cuando todo lo que hacemos es un mero espejismo de la esencia interior que brota a trabes de las acciones diarias intentando alcanzar su meta que es llegar al Amor.
Para no volver a ser un espejismo que se repita sin final.

Vuestro maestro Jesús os dejo bien marcada y con suficientes bases este principio cósmico.
El en si mismo no os dijo nada que no fuera,
No hizo nada que no puedas hacer tú mismo con la evolución oportuna.
Solo date tiempo y acepta tú evolución, sin imponer tu criterio de necesidades.