A veces las personas no sólo poseen dones, sino que ellas mismas tras su grandioso proceso evolutivo y su estado de consciencia son un “Don”.

 

Como médium que soy tras todos estos años de servicio, he podido entender muchas de las cosas o hechos que antes o bien para cualquiera están ocultas al no darles el suficiente tiempo para su comprobación, también he tenido la gran suerte de poder contar con otros referentes de hechos concretos de otras personas que hacían cosas que para mí me parecían algo fuera de tiempo o de razón.

 

Os invito a acompañarme en este relato de experiencias y de seres extraordinarios.

 

Empezaré por explicar mi propia experiencia que como todas las relacionadas con este mundo mágico o bien lleno del ser divino que existe en nosotros.

 

Yo soy el tercero de una familia numerosa de doce hermanos, ya os podréis imaginar cómo se puede sobrevivir en los años 60 con tantas bocas para comer, pero como cada uno nace en el lugar que le será más propicio para llegar a donde va, o bien para realizar lo que sea necesario. Yo desde los 6 años ya me había buscado en el pueblo donde vivíamos a una familia de señores mayores que estaban solos y que tenían a sus hijos fuera del pueblo por consiguiente como en todos los pueblos hay mucho que hacer en el campo y en la casa. Yo cuando salía del colegio en vez de hacer los deberes me iba a hacer los deberes sociales de ayudar y de aprender, en esta tarea estaba preparada mi base para asentar varios procesos de aprendizaje uno de ellos es las cosas de casa. Recuerdo muy bien como con esta maravillosa persona que me acogió como si fuera su hijo elaborábamos quesos, curábamos los animales con plantas, guisábamos, en fin todo lo que hacía o hace una mujer en la casa, con su marido .Me iba al campo, a hacer los trabajos correspondientes, y para cualquiera como yo, a conectar con lo más profundo y esencial de la naturaleza.

 

Cuando hoy me dicen quien me conoce qué bien se me da la cocina yo no respondo o bien les digo que son horas y horas de entrega y si encima les comento que llevo desde los 7 años cocinando hay esta el truco de todo aprendizaje o bien de recompensa basada en la continuidad y en el esfuerzo. Por supuesto que quien te enseña es importante. A mí con 10 años los vecinos me llamaban para que les fuera a guisar cuando tenían alguna celebración o bien mucho trabajo. También recuerdo algo muy curioso que después de lo que hoy en día es no me parece extraño, y esto está relacionado con mi reencarnación anterior.

 

Cuando veníamos del colegio, pues como todos los grupos siempre hacíamos juegos o bien bailes, en estos bailes os podéis imaginar a un niño de Lugo bailando flamenco. Seguro que os estaréis riendo como yo hoy, pero el tema esta que se me daba genial y me daban dinero por verme bailar, pero no os preocupéis que esto no fue a mayores, todo tiene que ver con mi anterior vida que como bien recuerdo era una mujer cordobesa, claro si relacionamos los recuerdos recientes que se poseen y si pasados los 7 años de edad no se anulan pasamos a tener un contacto más integro con nuestro espíritu y este nos muestra el camino y como muestra de ello nuestra vida es un proceso que a veces nos parece milagroso o extraño.

 

Todo proceso evolutivo pasa por etapas de aprendizaje o bien de demostración esta etapa tiene un ciclo ordinario temporal basado en años, cada 10 años cambia nuestro nivel, bien para probarnos o bien para pasar a otro tema o necesidad.

 

Al cumplir ya 17 años y después de terminar los estudios correspondientes, se aproximaba mi marcha del pueblo y de la familia. Un día mirando a un Cristo que tenía en mi habitación, recuerdo que le dije padre sácame de aquí. Algo me decía que ese tiempo había llegado a su fin y entre las muchas cosas también estaba querer ayudar a la familia desde otras prospectivas económicas, las cuales hoy después de 30 años allí siguen necesitando ayuda y a la cual en muchas ocasiones tienes que responder como cualquiera que quiera mejorar sus raíces, es una terapia de agradecimiento, de necesidad y como no de necesidad.

 

Bueno fue pedido y concedido, empezaba a darme cuenta que todo lo que le pido me lo concede sea para mí o para otros, pero para convencer a los demás por supuesto primero tiene que convencerse uno mismo , y a mi pruebas no me han faltado, también he de decir que he colaborado para ello, desde que muchas veces me he jugado el tipo para salvar a otros de situaciones complicadas, o bien siempre estaba dando al que no tenia, no porque yo tuviera si no por que como siempre estaba trabajando pues eso me repercutía en economía aunque escasa, pero lo que había. Desde siempre que recuerde he estado solucionando cosas ajenas, y prestando mucha atención a lo extraño o mágico, en mi aldea había varias mujeres brujas como se llaman por allí o bien con facultades, una de ellas decían que no era buena porque hacia enfermar a los animales y la otra era muy normal, hasta un día me toco ir a que me arreglase, pues como cualquiera que no se ponga límites saltábamos por donde no debíamos y allí surgió mi primer y único esguince y de los gordos casi si me concentro me duele hoy, bueno pues me lleva mi madre a ver a esta mujer que yo ya conocía de antes pues las personas a las cuales ayudaba eran sus vecinos y como suele ser, me lo arregló a la primera. Como es posible esto si esa mujer no tenía ningún conocimiento ni preparación medica pensaba yo, también recordaba de otra vecina que cada quince días se desplazaban a la Coruña a ver a un curandero según ellos decían no se los resultados pero eso ya era algo mas para pensar quien era ese tipo de personas y lo que hacían.

 

Y ahí se queda una parte de mi primer ciclo, el segundo periodo empieza en mi desplazamiento a Madrid, como la señora que ayudaba tenia familia en Madrid con restaurantes, pues se puso en contacto con ellos y me ofrecieron un trabajo en la cocina y con residencia con otros familiares que tenían una pensión. Y así empezó todo en la capital, trabajo de pinche de cocina, en el cual cuando me dejaban solo hacia inventos de platos nuevos pero que algunos me han costado alguna bronca al no estar a la altura. En
fin historias de cada día de una persona normal sin experiencia pero con muchas ganas de aprender recuerdo que por aprender de este mundo tan particular y alquimista que es la cocina de la energía de nuestro cuerpo emocional, sabores transformaciones, transmutaciones, creaciones, descubrimientos etc.etc. etc. posiblemente una gran experiencia para aquellos que deseen trasmutar o bien conocer los principios base de
cada estado emocional físico.

 

Desde este sitio me desplazo a cumplir con el servicio militar y me toca un sitio que yo ya conocía de antes de nacer, Córdoba, por consiguiente me sentía bien y después me desplazan a Constantina ( Sevilla ) un sitio no muy viejo ni con mucha gente solo éramos unos pocos en el cuartel de trasmisiones, y a mí me ponen en la cocina como anillo al dedo, pues imaginaros que para que en un cuartel valla un cocinero era rarísimo , bueno pues me convertí en el que más valoraban y mas se podía escaquear de los servicios , el capitán que mandaba allí casi nunca aparecía, es el tío de Ana torroja la cantante de mecano en ese tiempo. Cuando pasaba el capitán por allí me hacía gracia por que se dirigían al teniente de turno, comparándolo a mí y le decía que como es posible que alguien tan joven sepa guisar tan bien y el no valiese para nada.

 

Claro que esto luego cuando no estaba el capitán y este brigada estaba de mes me vigilaba en cada cosa que hacía para poder arrestarme, claro sin ningún éxito y no tuvo más remedio que acudir a mi cuando hacia los presupuestos mensuales para no pasarse en el margen que tenían para comprar.

 

Lo cierto es que comíamos de lujo al lado de otros cuarteles que nos comentaban, sopa de marisco, cochinillo, cordero, etc. y como yo no tenía nadie por encima pues todos los fines de semana me levantaba muy temprano para hacer churros para todos , claro todos esos detalles me hicieron tener un doble valor y hacer grandes amigos, había allí gente de todos los tipos y posibilidades , cuando tocaba licenciarse se ponía al día las deudas de la cantina y si no tenias para pagar no te dejaban jubilarte . Pero ahí entraba yo cuando alguien no tenia, siempre buscaba la forma de ayudarle y de que no se quedara ni un día más, lo mismo me pasaba con muchos compañeros que eran de aldeas sin recursos y no tenían para comer el bocadillo, pero mientras yo estuviera en la cocina nadie se quedaba sin comer, por eso el brigada me vigilaba de cerca para que no regalase nada y no recuerdo que me pillara en ninguna ocasión, yo creo que él en el fondo lo que tenia era envidia de sencillez, amistad y humildad.

 

Pero como suele pasar los ciclos se acaban y me toco licenciarme, que como en otras muchas veces en otras ocasiones que conectas con la gente te cuesta y quizás por eso hoy cuando me veis no suelo mostrar afectividades desmesuradas, y es por el después que me hace mucho daño y me consume mucho en mi proceso sin que quiera decir nada más que eso, no por ello no deseas ni buenos ni malos días a nadie, eso lo tengo como una gran lección en mi proceso de consciencia. El día que me licencié casi no se lo digo a nadie por evitar este estado emocional tan evolutivo y a la vez tan dañino (el apego y el desapego) unos compañeros que se enteraron me buscaron y recuerdo como lloraban como si en ello les fuese la vida. En fin todo paso y vuelta a la gran ciudad llena de posibilidades y enseñanzas, vuelta a la rutina hostelera no en el mismo lugar ya que con los amigos que nos conocíamos, nos movíamos por muchos restaurantes para aprender nuevos platos y tipos de cocina y por que mentir para ganar más. Bueno pues como era un tiempo de grandes oportunidades me desplazo a trabajar a otro sitio concretamente al restaurante que hay en el palacio de la duquesa de alba, como nó, la cocina era de estilo francés y con una clientela muy selecta (ahí he comido mas caviar iraní y angulas de las que comeré el resto de mi existencia) porque vendíamos muchas y como no estuvieran en su punto nos decía el jefe que fuera y nosotros que no nos importaba que les faltara un punto pues no las tirábamos. (Buen provecho) que cocina esta la francesa es muy imaginativa y de un gran sabor, emocionalmente muy romántica.

 

Este mundo divisible y unido en pretensiones es todo un gran proceso consciente y hermoso, solo le tenemos que dar su tiempo y solo el tiempo bien aceptado habla de que todo está bien y es válido.

 

Amig@s las cosas surgen por algo y te traen recuerdos de otros tiempos pasados que no tienen por qué ser mejores, solo son tiempos de ayer para ayer, lo de hoy es para hoy y así hacer una base para un mañana unido con todos y con todo. Me refiero que aquí también encontré otra parte de mi vida que pertenecía a otra vida, la cocina francesa me hizo recordar la vida anterior a la de Córdoba en la cual había sido una mujer de la zona, pues este momento me llevo a recordar y a conectar con la anterior vida y cual no es mi sorpresa que recuerdo haber sido un cura en la villa francesa.

 

Todo tiene un plan, solo la continuidad es el resultado que nos hará descubrirnos y poner los puntos sobre las íes.

 

Sobre estos recuerdos de vidas anteriores también se me escapaba lo fácil que conectaba con las técnicas de artes marciales que ponían en la tele cuando aún estaba en el pueblo y como no con su filosofía. Aunque aquí no tengo ningún referente que sea por reencarnación, seguro eso tiene otra explicación que más adelante os comentare.

 

Cuando terminaba de trabajar en este restaurante por la noche a eso de las 12 h, como a mí no se me pone nada por imposible me pasaba por el pub que tiene el hijo de la duquesa de alba para poner música hasta las tantas, era una época de muchas ganas de vivir sin miedos ni compromisos ya que si hay algo que no he vencido o bien ira conmigo a todas las partes haga lo que haga, es la timidez o bien el valorar más a los demás que a uno mismo, eso no es nada malo porque tenemos un paso dado hacia la humildad concedido por nuestra naturaleza invisible.

 

Después de un año en este sitio y múltiples experiencias toca cambiar de sitio para seguir el proceso de desarrollo. Desde aquí me ofrecen trabajo en otro restaurante y como yo no podía estar mucho tiempo haciendo lo mismo, pues allá que me voy. Es en un italiano y como no, la cocina es a base de pasta, pizzas otra experiencia culinaria, allí si algo recuerdo con mas notoriedad es una persona en concreto de una calidad vibracional muy alta, en la cual se veía una cohesión con los demás muy profunda y colaboradora su nivel de servicio y ayuda era o bien son de un grado envidiable, nunca se molestaba si preguntabas algo, nunca le veías enfadado ni molesto, un día después de haber dejado ese sitio como era de suponer me lo encontré por la calle y allí sentí algo que casi me tira al suelo de tanto dolor, y era que este hombre tenía una mujer con la cual se llevaba súper bien y acababa de fallecerle y noté todo su dolor entrarme en el interior él pesaba unos 120 kg y casi no lo reconocí, porque después de esta noticia perdió 80 kg en 30 días.

 

Ya había tenido esa experiencia profunda de conectar con el interior de los demás, ya estaba preparado para el siguiente paso, y cual seria, ¿qué me tenía preparado mi destino como nueva experiencia? Yo en ese momento estaba trabajando para el Rey ya que posee o tiene que yo sepa por lo menos un restaurante aquí en Madrid, allí me volví a reencontrar con mi gran valorada cocina francesa, aunque hacíamos mas tipos de cocinas ya que el público que acude es de alto poder tanto económico como de nivel social, ( cantantes, condes, ministros, políticos, famosos en general y un muy alto etc. ya que el nivel que hay en ese sitio con relación a nivel hostelero es muy alto por ser de quien es. Cuando terminé en este lugar recuerdo la bronca que me echó el gerente ya que como le sacaba el trabajo de tres personas, pues se sintió molesto porque no era fácil de encontrar gente que de tanto por tan poco, allí subió mi autoestima ya que incluso casi me voy como cocinero para el Fortuna el yate del Rey que tiene en las palmas, me lo propuso el cocinero de este que se pasaba por allí para aprender cosas nuevas, pero mi futuro me tenía guardado otra preparación todavía más importante para mí.

 

Bueno de restaurante en restaurante en mi nuevo trabajo conocí un chico que por las tardes se iba a un gimnasio a practicar artes marciales concretamente karate ,por cierto ese chico hoy es un paparachi famoso, pues me convenció, después de varios intentos y como teníamos las tardes libres pues allá que me fui . Me presenta al profesor argentino con un carácter luchador y guerrero como nadie, bueno pues a practicar karate, lo peor que se me daba era memorizar las katas o bien para que lo entendáis, disciplina de combate con enemigo invisible creando varias posibilidades de respuesta hacia un ataque.

 

Bueno como es habitual en mi a los dos meses de estar en el gimnasio ya me eligió el profesor para dar clases a los demás compañeros y yo no le iba a decir que no, cualquiera con esos nudillos que tiene de haber roto más de una cabeza, pues otra asignatura para el alma, si para el alma.

 

Después de años practicando, recuerdo que me ponía a pelear o bien llamaba a algún amigo de otro estilo para que viera mi nivel de concentración y a más de uno le enseñé a usar los nunchacos de defensa y eso que ellos eran cinturones negro 5º dan y yo un simple cinturón verde.

 

En ese nuevo gimnasio, la experiencia estaba para concluir después de un día en el cual yo llego tarde por mi trabajo y el profesor ya había empezado y se encontraba con los demás alumnos que entre ellos estaba su hijo , cuál no sería mi sorpresa que después del respetuoso saludo de entrada al tatami les miro y en el hijo del profesor veo un halo luminoso indescriptible, los colores que yo allí estaba viendo, hoy se que lo que estaba viendo es el aura que tenemos todos o bien como yo le llamo nuestra energía espiritual asentada en nuestro cuerpo físico, eso era impresionante y a la vez increíble, hasta me frotaba los ojos para comprobar que no era normal, pues lo era que aquellos colores no se fueron hasta pasado un tiempo. Ya sabía lo que era el aura y conocía sus colores, lo de después es empezar otro trabajo como jefe de cocina y encargado a la vez en una de las más grandes cafeterías de la c/ Alcalá, en la cual por la noche hacia concursos de bailes de sevillanas. Bueno ahí conocí a un amigo del jefe, el cual era el profesor de sevillanas y nos hicimos amigos y me propuso poner algo para nosotros y así fue, y a poner negocios que toca algo diferente, dejo la cafetería que cuando entre yo facturaba 12 millones de pesetas y cuando salí la deje facturando 100 millones, que sí, que todo es posible cuando las cosas encuentran su sitio y por supuesto las personas.

 

Arguelles local disponible, a aprender albañilería para la reforma, convertimos un local en una pulpería (bar donde se elabora o bien son especialistas en pulpo).hoy todavía sigue trabajando como bar, aunque ya no vende tanto pulpo como vendíamos nosotros, unos 1000 kilos a la semana lo hacía como en mi tierra, en cobre y a la vista del público ya que me había salido el artista de la decoración rara y decore el local con cuadros pintados en la pared y un cobertizo donde hacia el pulpo a la vista del público , a la gente le gustaba tanto los cuadros y la decoración que en seguida se corrió la voz y a las pocas semanas aparecieron de TVE para ver si podían grabar allí .

 

Los viernes por la noche hacía una queimada después de las 12, y ponía (si las brujas detu cuerpo quieres sacar con nosotros la queimada has de tomar).

 

Todo un éxito, imaginaros un bar a las 12 y todo apagado con la gente en silencio y sin ningún percance, inolvidable yo leyendo el conjuro en gallego que recuerdo que lo tuve que aprender en un día y eso que yo de ese gallego ritualista no tenía ni idea. Pero lo conseguí y la gente se quedaba como hipnotizada después de tomar la queimada, allí le construí una pequeña capilla a mi Santo protector Santiago Apóstol a él siempre le poníamos el primer vasito de queimada y os podéis creer que la gente iba a propósito para ponerle allí sus peticiones sobre sus problemas, desde luego era un sitio mágico. Muchos días apenas descansaba ya que me tenía que ir al mercado central a las 6 de la mañana a por el pulpo era una época de mucho trabajo y poco descanso. Pero aquí empezó la nueva definitiva experiencia para mi auto convencimiento, recuerdo que todas las noches se pasaba a tomar unos vinos un fontanero que aunque venia con alguno demás un día me sorprendió bastante al decirme: un día de estos te diré quién es el indio y el chino. Perplejo y sin darle importancia así termino la jornada.

 

Al terminar el conjuro y repartir la queimada la gente me preguntaba y esto para que es o de que me va a limpiar, bueno yo que con eso conectaba no se con quien o con qué pero solo sé que le podía decir todo de su vida o qué tenía que cambiar, no tenia limites para ver más allá de todo y en todos, os puedo decir que en ese momento e incluso en muchos más fuera de ahí hablaba en madrileño castizo total con sus prosas , sus versos y como no con rima y poesía .

 

En algún momento la gente no se podía creer lo que podía hacer o conseguir y hacíamos lecturas de tarot el cual yo no usaba ya que no lo necesitaba recuerdo que por allí pasaba muy a menudo la hoy famosa paquita verdel. En unos de estos muchos días un amigos me probo y me dijo a que no sabes lo que he puesto en este papel, por supuesto escondidísimo y arrugado, pues has puesto esto y esto, no es posible dijo ,seguro que me has visto, bueno siempre puedes volver a escribir le dije, y además quémalo y me das las cenizas, muy bien así fue, escribió, lo quemó y me lo dio después de coger las cenizas lo leí y le dije, has escrito esto, ah, pues si es verdad, para mí me daba igual, era una experiencia más de los miles de datos o sensaciones que pasan en ese estado apenas vives el momento es como si se parara el tiempo y vieras todo desde otro lugar y desde otro estado.
Allí empezó mi andadura hacia mi objetivo final y empecé a subir escalones en el nivel de ayudar, los cuales no todos son del mismo nivel evolutivo y dependiendo de tu preparación o bien de cuál sea tu cohesión con el otro lado así serán los resultados.

 

Ya, hasta cuando alguien tenía un problema de salud ya lo arreglaba sin más. Donde la gente se quedaba más sorprendida era cuando tocaba un niño y sobre todo si lloraba a rabiar lo cogía y al momento se sonreía, claro sin dejar de producir extrañez en los padres a lo que yo no contestaba Las lecciones de confianza y adiestramiento habían llegado a su fin, ya casi estaba preparado para descubrir y pasar a la acción.

 

Aunque yo buscaba más seguridad y conocía gente y personas que se dedicaban a ayudar cada uno según su facultad, un día una señora después de decirle lo que estaba mal en su cuerpo , me habló de una señora que solo veía, era sorprendente su capacidad, yo en ese momento no me consideraba nada a su lado , después de apagar todas las luces de la zona se concentro y como mirando al vacio me comento cosas, desde lo que hacia donde trabajaba, y me dijo , tu eres médium y yo le pregunté, ¿y eso que es? me dijo, tú tienes mucha facilidad para comunicarte con DIOS , Bueno si ella lo dice y lo ha percibido será verdad pensé, y me dijo, pero pasará dentro de creo que me dijo 5 años.

 

Paso el día, y al día siguiente pensaba yo para mí esto debe ser verdad por que acertó en todo y si es verdad como voy a esperar 5 años no puedo, bueno esta misma mujer que me la había presentado me habló de otra persona que también sabía de estos temas y allí que me fui. Esta mujer con su consulta en la C/ Orense se dedicaba al tarot y hacer trabajos de magia blanca, yo sin saber si eso era bueno o malo allí que me metí y después de hacerme la pertinente lectura de tarot me dijo, tienes unas manos prodigiosas , ah, muy bien y allí seguí yendo, y tras unos meses, me enseñó a limpiar el aura, aprendí rápido como funciona la magia y por qué se usan unos u otros elementos también hacíamos cohesiones con la mente y como yo había practicado de antemano artes marciales y entre ellas tuve un tiempo haciendo ninjitsu con un autentico ninja y en este centro nos pasábamos las armas con los ojos cerrados y peleábamos también usando los sentidos interiores.

 

Y como es de suponer a otros que he dejado atrás en técnicas mentales y mágicas. Cada uno de los asistentes tenían un espíritu guía o bien una cohesión con una entidad de diferente nivel yo no me iba muchas cosa que allí se hacían y mi cohesión en ese momento era con una entidad china.
Y así se quedo la cosa ya no se mas de esas personas, si que en algún momento han venido a mi consulta y ellas hacen su labor y yo la mía.
Porque en eso consiste todo, en que cada uno se identifique con su verdadero yo, y esta a su vez se cohesionará con el gran ser que existe por encima de todos , uno tiene primero que pasar por muchas vidas hasta que se vuelvan a abrir, y una vez que esto pasa se les puede dar la opción de servir a los demás desde muchas perspectivas , o posibilidades, llegando a ser una de estas la trasparencia con los niveles de estado desencarnado o bien de nivel superior, dejando su cuerpo al haberlo creado en una sola unidad con la vida y las vidas existentes.

 

Si os preguntáis si se cumplió ese pronóstico de los 5 años os diré que no, yo me dije a mi mismo que si yo tenía algo para ayudar a los demás y a Dios no podía esperar los 5 años y al año siguiente ya había encontrado mi consulta donde hoy, después de muchos años por muy raro que parezca aquí sigo. ¿Como la encontré? os lo comento:

 

Aun me quedaban dos sitios donde trabajar en la cocina, y cada vez me sentía más alejado de ese trabajo.

 

En uno de ellos ya tenía la idea de cambiar, y los sueños me fueron poniendo lugares con nombres de calles donde tenía que ir , y así apareció, con un dinero que tenía ahorrado traspasé un herbolario que ya tenía clientela y llevaba unos 10 años de antigüedad, por lo tanto no había muchos todavía donde elegir, me podría poner en cualquier casa u otro sitio pero otra vez la preparación de la infancia en ese contacto con las plantas y la naturaleza había germinado para crear una semilla de esperanza y servirme de ayuda a mí y a millones de personas con las cuales hemos tratado con mucho éxito. Pero uno no conoce las plantas de la noche a la mañana y tampoco los demás productos. Pues bien en ese último trabajo yo iba por las mañanas y por las noches y en ese espacio vacío que tenia de entre las 4 y las 9 pues estaba en el herbolario intentando ponerme en contacto con sus beneficios y perjuicios si no son bien administradas, y si entre medias venia alguien a que le tratara pues no perdía la oportunidad de ayudar y al mismo tiempo de ser ayudado, porque dando se recibe.

 

Continuará.